Portada del sitio > Literatura > KUPALME

KUPALME

Ricardo Loncon

Miércoles 23 de febrero de 2005, por Administrador

Ana Francisca Raimán Liencheo
nagantü mew utxunagkülelu mawün
ka choyümekelu külleñ tañi ge mew
lacrimógenos kürüf ñi zuam
Lumaco ñi lelfüntu ta kiñe waranka aylla pataka
kayu rügle chi txipantu mew.
Tami zügun newentuney ta maneluwün
kiñe antü ta wiño nütual feychi mapu
petu tukugel tami füta kiñe fütxa pañillwe mew
Estado ñi nüchefe femetew.

Ricardo Antileo Raimán,
nüchenemum chi pañilwe
Angol mew, Traiguén, Temuco
ka Regimiento Miraflores ñi txafruka
geñikanlay
tami wentxuwfe püllü,
tami nowül tol püchüpüramkünufilu
ta weyake kutxankalchefe ñi age.

Elisa Huaiquimil Queupo,
chi püchü zomo geno ñuke, geno chaw ta txemlu,
lakuyefilu chi weychafe José Miguel Queupo,
itxo küme piwkeye
füwkelu ñi txemümkechi wüfisa ñi kal
eñumküleam taiñ püchükeche pewma,
taiñ güman ka taiñ ayen chemuanta ayüwüymakefilu
ñi pu antü ka ñi pu rakizuam.

Antonio Antipi Huaiquín,
wewpife, amulnelu zügu,
Lonkomill ñi küpalme ta nielu,
fachi üy ta kechafilu
ta Saavedra ñi pu kewafe, Urrutia, Pedro Lagos.

Eymün, tañi pu laku
Tüfachi age geymün kewlukewlugen llenelu ta iñche az kürüf
tañi ül geymün, tañi kewlun
chumkawnorume mailanoalu iñche ñi pozümgeael.


DESCENDENCIA

Ana Francisca Raimán Liencheo
en la tarde de lluvias torrenciales
y lágrimas que brotaban de tus ojos
por efecto de los gases lacrimógenos
en los campos de Lumaco en 1967.
Tu voz fortalecía la esperanza
de recuperar un día esas tierras
mientras tu esposo era introducido en un camión
por los agentes del Estado.

Ricardo Antileo Raimán,
los barrotes de las cárceles
de Angol, Traiguén, Temuco
y las paredes del Regimiento Miraflores
no doblegaron
tu espíritu rebelde,
tu altiva frente que humilló
el rostro de los viles verdugos.

Elisa Huaiquimil Queupo,
la niña que creció huérfana de padres,
nieta del guerrero José Miguel Queupo,
que con cálida dulzura
hilaba la lana de las ovejas que criaba
para abrigar nuestros sueños infantiles,
nuestros llantos y risas con que alegrábamos
sus días y sus pensamientos.

Antonio Antipi Huaiquín,
weupife, vocero de la historia,
descendiente del linaje Lonkomill,
nombre que ahuyentó a los sicarios
de Saavedra, Urrutia, Pedro Lagos.

Ustedes, mis abuelos
son este rostro que flameando llevo al viento
son mi canto, mi bandera
que jamás permitiré sea mancillada.

Mensajes

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

  • Enlace hipertexto

    (Si tu mensaje se refiere a un artículo publicado en Internet, o a una página que contiene más informaciones, indica a continuación el título de la página y su dirección URL.)