Portada del sitio > Literatura > PU KANZU PEWKAYALL PIG▄N

PU KANZU PEWKAYALL PIG▄N

Graciela Huinao

Miércoles 23 de febrero de 2005, por Administrador

(Amulelafin tañi laku, AdolfoHuinao)


Tañi williche laku ge mew
kentxayküley llükan.
Lalu wüla chogümnagümi feychi llükan aychüf.
Chemkün pepi
chogümnolu tami konümpawe mew,
lafken tañi pu wapi afünka
nüwkülelu ñi age mew.
Laku kollatunoaeyew
konümpalan chi txoy antü.
Kanzu müten penefin
gülamekel ka txapümekel
ñi pu müpü lelfün püle.
Tañi püchü tuwülün txekan, laku
kimtukulay
chew llegün tami pu nemül.
Füchalewewyekelu ta eymi
witxampüramen mapu mew
fey tami wün mew llegüy ta lan
anümüwpulu tami ina lafken mew.
Tami chaw ka tami peñi
kawenigü az kutxankawün püle petu tañi ñuke ka
iñche tañi laku
zipufigü chi inafül güñun.
Gelay kemzulla mawüzantü mew ga,
ñüküf nagümmageymi tami nemül.
Welu iñche tañi llükalechi püchü mogen
famtukuluwpuy tañi pu txipantüñi chelkon mew.
Mafülüfin tami pu ge ñi weñag
fey txaftu azkintufiyu lelfün:
kiñe wapi tañi pu kanzu egü
tañi laku ñi ge mew mülewey
inan leliwülün mew.
Laku, fachantü kimtun
chumkawnorume williche gekelaymi;
tami chono küpankam kawaskar
püralay tagi mew
feychi antü weñeymagepalu tami mapu ka tami folil.
Tüfa wüla ke kimtukufin
tami pu ge ñi weñag.
Tami rüpalwe kentxaykülelu
chi Pacífico Sur ñi
fütxa eltun mew.



LOS GANSOS DICEN ADIOS

(A mi abuelo, Adolfo Huinao)


En los ojos de mi abuelo Williche
navegaba el miedo.
Tan sólo al morir apagó ese brillo tímido.
Lo que la naturaleza no pudo
apagar en mi memoria,
el color de archipiélago
agarrado en su rostro.
Abuelo, para serte fiel
no recuerdo el día exacto.
Sólo veo a los gansos
abriendo y cerrando
sus alas por la pampa.
Mi corto andar, abuelo
no entendió
el origen de tus palabras.
Anciano como eras
me alzaste del suelo
y de tu boca nació la muerte
desembarcando en tu playa.
Tu padre y tu hermano
remaron al sacrificio
mientras su madre y mi abuelo
alcanzaron la orilla del hambre.
No hubo eco en la montaña,
fueron calladas tus palabras.
Pero mi niñez asustada
se acurrucó al alero de sus años.
Abracé la pena de tus ojos
y juntos miramos la pampa:
una isla con sus gansos
en los ojos de mi abuelo se quedó
en la última mirada.
Abuelo, hoy sé
nunca fuiste Williche;
tu origen Chono o Kawaskar
no subió al bote
el día que robaron tu tierra y tu raíz.
Ahora entiendo
la pena de tus ojos.
De tu origen navegando
en el gran cementerio
del Pacífico Sur.

Traducción de
Clara Antinao.

Mensajes

¿Un mensaje, un comentario?

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: tu contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

  • Enlace hipertexto

    (Si tu mensaje se refiere a un artículo publicado en Internet, o a una página que contiene más informaciones, indica a continuación el título de la página y su dirección URL.)