Breve Informe de Derechos Humanos de los Prisioneros Politicos Mapuche

ACTUALIZADO EL 30 DE JUNIO DE 2008, POR EL AREA DE COMUNICACIONES DE LA ORGANIZACION MAPUCHE MELI WIXAN MAPU

Lunes 30 de junio de 2008, por Administrador // Presos Mapuche

Breve Informe de Derechos Humanos de los Prisioneros y Prisioneras Políticos Mapuche.

PRESENTACIÓN

Este breve informe pretende contextualizar la situación de atropellos a los Derechos Humanos del Pueblo Mapuche, así como también actualizar el listado de TODOS nuestros prisioneros y prisioneras Mapuche que hoy en día permanecen recluidos en las distintas cárceles del Estado opresor chileno. Sin duda esta información será de ayuda para todos quienes apoyan y solidarizan con la Nación Mapuche, tanto organizaciones y comunidades Mapuche, como también organismos internacionales.

A lo largo del tiempo, múltiples organizaciones se han hecho partícipes de iniciativas de este tipo, ayudando en la redacción y publicación de diversos informes; confeccionando y diseñando foros y conferencias, llevando a cabo actividades públicas tendientes a dar cuenta de este crudo escenario. Es por eso que vamos a trabajar sobre la base de las publicaciones anteriores, entendiendo que todas apuntan en un mismo sentido: A la denuncia de la sistemática violación de los Derechos Humanos de nuestro Pueblo.

ESCENARIO ACTUAL

Desde diciembre de 2001 la situación de los Presos Políticos Mapuche cambio drásticamente, en el sentido que la represión judicial y de Estado se incrementó de forma notoria y perjudicial para nuestros hermanos.

Se pasó de la aplicación de la ley de Seguridad Interior del estado, que hasta ese momento considerábamos aberrante, a la aplicación de la ley Antiterrorista 18.314 (promulgada durante la dictadura de Pinochet), haciendo caso a la paranoia intencionada de los medios de comunicación escrita, de televisión y los partidos políticos Winka de la concertación y la derecha, en relación a la búsqueda de subversivos, infiltrados (de los cuales no se han encontrado pruebas) etc, con el objetivo de justificar la represión física y judicial, de sectorizar a las comunidades en conflicto como una minoría, criminalizando la movilización social Mapuche, a favor de un supuesto Estado de Derecho, pero ocultando la tendenciosa posición de apoyo al empresariado nacional e internacional.

MARCO GENERAL DE LOS CONFLICTOS

Los conflictos entre comunidades Mapuche y empresas o entre Mapuche y organismos de gobierno se han intensificado desde 1997 en adelante. Las comunidades, motivadas en gran parte por la profunda pobreza en que se encuentran, han desarrollado fuertes movilizaciones, a fin de exigir derechos históricos sobre las tierras usurpadas. Paralelo a ello, el Pueblo Mapuche ha avanzado, tanto en la práctica como en el discurso, hacia demandas políticas colectivas relacionadas con reivindicación de derecho a la Libredeterminación de los pueblos, la Autonomía y el Territorio.

La respuesta del gobierno se ha traducido en un política de represión sistemática y de inyección de recursos en programas de corte asistencialista. A modo de explicación general, hoy existen múltiples conflictos en la VIII, IX y X regiones, que esbozaremos a continuación.

Los conflictos con la industria forestal han sido muy dramáticos en los últimos años. Muchas comunidades se encuentran hoy cercadas por extensos predios de plantaciones artificiales como pinos y eucaliptos, propiedad de grandes consorcios económicos (Grupo Matte-Larráin, Grupo Angelini). Consorcios asociados además a otros sectores de la economía y asentados no sólo en Chile, sino en diversos países de nuestro continente.

La superficie de estas compañías superan las dos millones de hectáreas, es decir, casi cuatro veces más que la totalidad de las tierras que poseen las comunidades. El negocio forestal no tiene pretensiones de detener su crecimiento y los principales afectados por ese desarrollo son las comunidades Mapuche.

Los proyectos viales también han sido una fuerte problemática para muchas comunidades. Diversas organizaciones Mapuche han denunciado que estas obras no beneficiarán a los propietarios indígenas de la zona, sino a las empresas que necesitan vías de acceso más rápidas, destruyendo gran parte del medio ambiente. La carretera de la costa, que hoy continúa su avance de manos de los militares que trabajan en su construcción, ya ha pasado por diversas zonas Mapuche, destruyendo sitios espirituales sagrados y otros lugares de importancia para nuestro Pueblo.

El problema con las construcciones de centrales eléctricas ha sido uno de los más conocidos a nivel internacional. En territorio Mapuche Pewenche se han construido, bajo enormes irregularidades y violaciones a los Derechos Humanos, dos represas: Pangue y Ralko, las cuales han causado un daño irreparable en la zona. Además cabe hacer mención que un cementerio ancestral Mapuche fue inundado y los restos de nuestros antepasados se encuentran bajo millones de metros cúbicos de agua. Sin embargo, los proyectos hidroeléctricos continúan en zona Mapuche. Empresas extranjeras pretenden hoy construir nuevas represas en las zonas de Pellaifa, Neltume, etc.

Otros megaproyectos pretenden instalarse en Territorio Mapuche. Un caso es la minera Manto Rojo que sondea el Lago Lleu Lleu para futuras explotaciones. El aeropuerto en Quepe es otro caso que vulnera las decisiones de las comunidades afectadas al respecto. También ha sido denunciado por comunidades el caso de la instalación discriminatoria de basurales y vertederos en zonas aledañas a comunidades Mapuche, situación que ya ha cobrado víctimas por ejemplo en el caso de Boyeco, afectadas por los contaminantes y tóxicos arrojados de forma indiscriminada dentro de estos basurales.

Por otro lado, recientemente la empresa CELCO (Celulosa Arauco y Constitución), con la venia del ex Presidente Ricardo Lagos, ha manifestado la intención de expulsar sus desperdicios contaminantes al mar por la zona de Mehuín. Las comunidades Lafkenche y de pescadores artesanales han hecho pública su negativa, a sabiendas que cualquier estudio de impacto ambiental que haga la empresa ya está aprobado. CELCO ha conseguido gran parte de las concesiones mineras de la zona, con lo que se clarifica el tramo de construcción de dicho ducto.

VIOLENCIA Y REPRESIÓN AL PUEBLO MAPUCHE

Durante los últimos ocho años el grado de violencia y represión de parte del gobierno hacia las movilizaciones Mapuche ha ido en aumento. Son innumerables los casos que han sido detallados en informes redactados por organizaciones Mapuche, organizaciones de Derechos Humanos y por organismos internacionales. En términos generales, el gobierno ha empleado la estrategia de criminalizar y judicializar las demandas políticas de nuestra gente.

Los métodos aplicados hablan de un continuo hostigamiento a las comunidades y organizaciones que han sostenido un discurso crítico al Estado y al sistema económico, efectuado por efectivos policiales y de investigaciones; se trata de una persecución sistemática de dirigentes y autoridades destacadas, que ha finalizado en la mayoría de los casos en la encarcelación de estos, mediante juicios irregulares y montajes muy bien urdidos para lograr condenas altísimas hacia lo Mapuche procesados.

Por otro lado, existe violencia externa a los aparatos del estado, es decir, hostilidades que vienen de privados, principalmente de guardias de empresas o de grupos que se han organizado para amedrentar a nuestras comunidades. Un ejemplo claro de estas prácticas es lo que hoy sucede en el pueblo de Mehuin, donde se ha pagado a personas para amedrentar y/o agredir a todos quienes se opongan a la instalación de un ducto, el cual arrojaría desechos tóxicos al mar.

ASESINATOS IMPUNES

Además de perseguir, hostigar y reprimir a las comunidades Mapuche movilizadas, el Estado chileno ha implementado una política de “gatillo fácil” para sus agentes represivos, los que han asesinado cobardemente a luchadores sociales Mapuche y cuyos responsables han quedado impunes e incluso han sido premiados, ascendiéndolos en sus cargos. Un claro ejemplo de que el Estado valida la brutal represión que ejerce los agentes policiales en contra de la población Mapuche organizada.

Entre los luchadores sociales Mapuche asesinados de manera cobarde e impune, se encuentran:

Jorge Antonio Suárez Marihuan (2002): Asesinato encubierto de Jorge Suárez Marihuan, hermano de Segundo Suárez, Lonko de Malla Malla del Alto Bío Bío. Jorge Suárez fue muerto en extrañas circunstancias, puesto que su cuerpo apareció el día 11 de diciembre del 2002 en la ribera del río Queuco, luego de transcurrido algunos días de su desaparición. Según consta en el informe forense, la causa de muerte no fue inmersión, sino lesiones provocadas por terceros. De acuerdo a antecedentes aportados por la familia, un individuo no identificado, supuestamente agente de inteligencia policial, habría entregado dinero a dos colonos del sector para llevar a efecto la operación de eliminar al comunero, la que sería encubierta por una muerte provocada por el estado de intemperancia.

Sin embargo, los testimonios se refieren a una golpiza que habría provocado la muerte de Suárez Marihuan y luego su cuerpo habría sido arrojado al río. Este hecho sería en represalia por la actitud del dirigente de participar activamente en procesos de recuperación de tierras y de freno a las inversiones de las empresas energéticas en la zona del Valle del Queuco en el Alto Bío Bío.

Edmundo Alex Lemun Saavedra (2002): El joven Edmundo Alex Lemun de solo 17 años fue ejecutado por una bala en la cabeza por el teniente de Carabineros de Chile Marco Aurelio Treuer, quien le disparo a quemarropa el día jueves 7 de noviembre del 2002 en una recuperación de tierras de la Comunidad Mapuche "Montutui Mapu" del sector Aguas Buenas de Ercilla, Hasta la fecha Marcos Treuer ha sido absuelto en todas las ocasiones en que se ha intentado condenarlo por el asesinato de Alex Lemun. Actualmente, el caso se encuentra en instancias internacionales.

Julio Alberto Huentecura Llancaleo (2004): Joven Mapuche nacido en Santiago fue detenido en la ciudad de Osorno y trasladado a la Ex Penitenciaría de Santiago, al no reconocérsele su carácter de Preso Político Mapuche, fue puesto junto a los reos comunes. Fue asesinado la tarde del día domingo 26 de Septiembre de 2004, a las 20:00 hrs.

Julio fue atacado por otros internos del penal, en una riña en la cual, sin mediar provocación, recibió por la espalda una puñalada en el corazón, herida que le causó la muerte casi instantánea. El joven Mapuche había sido procesado por múltiples causas en el marco del conflicto Mapuche, debiendo pasar por la Prisión Política en la Cárcel de Temuco, Nueva Imperial, Osorno y Santiago.

Xenón Alfonso Díaz Necul (2005)

El joven Mapuche de 17 años, Zenón Alfonso Díaz Necul, perteneciente a la comunidad Lonko Mahuida de Collipulli, IX región, el 10 de mayo en la noche mientras participaba en una movilización de carácter pacifica en la en la ruta 5 sur, sector viaducto del Malleco, fue embestido por un camión maderero, y las lesiones provocadas le causaron la muerte instantánea.

La manifestación se realizaba en torno a las reivindicaciones territoriales de la comunidad Ranquilco y en repudio a los abusos perpetrados por guardias privados de Forestal Mininco contra lugares y símbolos sagrados como el Rewe. El conductor del camión no respetó el corte de carretera y pasó por encima de los manifestantes. En complicidad con esto, Carabineros que estaba en el lugar con numeroso contingente armado con elementos disuasivos, efectuaron algunos disparos y reprimieron violentamente la protesta.

Juan Lorenzo Collihuin Catril (2006) El 29 de agosto de 2006, eran cerca de las 2 de la madrugada cuando los efectivos llegaron hasta la casa de las familias Collihuín Catril y Collihuín Llanculef, ubicada en el sector de Boyilco Chico, al sur de Nueva Imperial. En un procedimiento irregular por parte de Carabineros de la Cuarta Comisaría de Nueva Imperial, que supuestamente investigaban una denuncia de abigeato, dispararon a quemarropa al Lonko de 71 años, quien recibió varios tiros en su cuerpo, lo que le causó la muerte. Además Juan (36) y Emilio (44) Collihuín Llanculef también resultaron heridos, uno con un impacto de bala en la pierna derecha y el otro en la cadera izquierda.

Matías Valentín Catrileo Quezada (2008) El 3 de enero. Cerca de las seis de la mañana y mientras participaba en la ocupación pacifica del predio Santa Margarita, de propiedad de Jorge Luchsinger, del sector Yeupeko, comuna de Vilcún, sin mediar provocación, recibió cobardemente por la espalda una ráfaga de subametralladora UZI por parte del cabo 2º de Carabineros, Walter Ramírez Espinoza. Carabineros acusó un supuesto enfrentamiento armado pero las únicas balas disparadas aquella mañana, seis en total, provinieron de armas policiales y efectivamente una de ellas ingresó por la espalda del joven perforando el pulmón izquierdo y saliendo por el abdomen. Matías Catrileo, de 22 años, fue resguardado por sus hermanos para no entregarlo a Carabineros que podían vulnerar las pruebas. Hasta el día de hoy su muerte sigue impune.

Jhonny Cariqueo Yañez (2008) El Peñi Jhonny participó el día 29 de marzo en un acto homenaje a la conmemoración del día del joven combatiente en la comuna de Pudahuel, que terminó a las 20:00 hrs. de manera pacifica. Jhonny, en compañía de varios amigos, se retiraban a sus hogares cuando fueron interceptados por un furgón del GOPE y tras recibir una golpiza son detenidos y derivados a la 26° Comisaría de Pudahuel, donde las agresiones físicas a todos los detenidos se hicieron cada vez más crueles. El Peñi sufría de problemas cardíacos, y a consecuencia de las brutales golpizas y constantes azotes propinados por Carabineros durante su detención, comenzó a sentir un intenso dolor en el pecho y un brazo, fue trasladado más tarde al Servicio de Urgencias, El lunes 31 de marzo, una vez en su casa, cerca de las 14:00 horas Jhonny se recostó en su cama, y comenzó a mostrar claros síntomas de un infarto, el que pese a los intentos desesperados de asistencia de sus padres y amigos, en pocos minutos ocasionó su muerte.

El asesinato cobarde de integrantes movilizados del Pueblo Nación Mapuche por parte de agentes policiales da cuenta de la política racista y de “gatillo fácil” que avala el Estado chileno, evidenciando el racismo y la guerra no declarada en contra de nuestro Pueblo…

Situación Actual de los Presos Políticos Mapuche (actualizado en Junio de 2008)

Definimos como Preso Político Mapuche a todo aquel integrante de nuestro Pueblo privado de libertad y/o en proceso, producto de su participación en movilizaciones y actividades que apunten a la exigencia de derechos territoriales y derechos políticos como Pueblo.

Hasta esta fecha (16 de Mayo de 2008) se encuentran encarcelados los siguientes Hermanos y Hermanas Mapuche:

Centro Cumplimiento Penitenciario CONCEPCION (San Martín Nº 290)

1- Lonko Iván Llanquileo Antileo (Desde 26 de marzo de 2008)

Centro Penitenciario El Manzano de Concepción

2.- José Patricio Marileo Saravia (Desde Agosto del año 2003)

Centro Detención Preventiva LEBU (José Joaquín Pérez Nº 775)

3.- Luis Avelino Meñaco Santis (Desde el 22 de Abril de 2008)

4.- Pedro Lepicheo Machacan (Desde Noviembre de 2007)

5.- Juan Mariñan Fernández (Desde Noviembre de 2007)

Cárcel de Victoria (Victoria-Chorrillos Nº 557)

6.- Pedro Juan Quidel Queipul

Centro de Cumplimiento Penitenciario TEMUCO (Av. Balmaceda Nº 450)

7.- Antonio Onofre Cadín Huentelao (Desde el 15 de noviembre de 2006)

8.- Jorge Ignacio Landeros Calfunao (Desde el 15 de noviembre de 2006)

9.- Juan Ñanco Toro (Desde el 15 de Junio de 2008)

10.- José Millacheo Marin, (Desde el 2 de mayo de 2008)

11.- José Millacheo Ñanco (Desde el 2 de mayo de 2008)

12.- Luis Millacheo Ñanco (Desde el 2 de mayo de 2008)

13.- Leonardo Lican Ñanco (Desde el 2 de mayo de 2008)

14.- Andrés Lican Lican (Desde el 2 de mayo de 2008)

15.- Ernesto Arturo Lincopan Villagrán (Desde el 15 de noviembre de 2006)

Centro Penitenciario Femenino TEMUCO (Callejón Carmine Nº 249)

16.- Juana Rosa Calfunao Paillalef (Desde el 15 de noviembre de 2006)

17.- Ana Luisa Calfunao Paillalef (Desde el 15 de noviembre de 2006)

Centro de Detención Preventiva de Traiguén (Coronel Gregorio Urrutia Nº 129)

18.- José Belisario Llanquileo Antileo (desde el 18 Nov 2006)

Centro de Detención Preventiva de Angol (Los Confines S/N)

19.- José Benicio Huenchunao Mariñan. (Desde el 21 de abril del 2007)

20.- Víctor Enrique Queipul Huaiquil (Desde el 18 de Abril de 2008)

21.- Luis Amable Catrimil Huenupi (Desde el 17 de Abril de 2008)

22.- Jorge Mariman Loncomilla (Desde el 21 de Junio de 2008)

Centro de Educación y Trabajo (CET) ANGOL (Pedro Aguirre Cerda Nº 62)

23.- Patricia Roxana Troncoso Robles (Desde Agosto del año 2003)

24.- Florencio Jaime Marileo Saravia (Desde Agosto del año 2003)

25.- Juan Bautista Millalén Milla (Desde Abril de 2007)

Centro de Estudio y Trabajo (CET) Victoria (Av. Arturo Prat N° 210)

26.- Juan Carlos Huenulao Lielmil (Desde el 20 de febrero del año 2005)

Si bien estos son nuestros hermanos actualmente recluidos, es preciso mencionar que muchas personas se encuentran a la espera de una sentencia y otras están condenadas a penas remitidas, es decir, que deben asistir cada cierta cantidad de días a firmar las cárceles, lo que altera su vida normal. Así también hoy existen cerca de una veintena de Mapuche que se encuentran no habidos o en clandestinidad, es decir, que no se han presentado ante la justicia chilena por considerar que son víctimas de una persecución política. Ellos forman parte de la lista de buscados por la policía chilena.

Por otro lado, es necesario destacar que los Presos Políticos Mapuche han realizado diversas movilizaciones para exigir su liberación. La mayoría de las veces se han tratado de Huelgas de Hambre, donde los presos se autoflagelan para conseguir el justo propósito que sostienen, vale decir, su libertad inmediata debido a que su prisión se debe a motivos políticos y no delictuales. Patricia Troncoso Robles sostuvo una Huelga de 112 días, donde el gobierno chileno se negó a escuchar sus demandas. Tuvo que llegar al borde de la muerte para conseguir beneficios carcelarios mínimos en su condición de Prisionera Política.

Daños Colaterales en el Marco de la Represión a las Comunidades Mapuche

Un tema que ha sido poco investigado son los trastornos colaterales que va dejando la represión en zonas de conflicto. Indudablemente, el grado de hostilidades es altísimo (allanamientos, seguimientos, controles carreteros, instalación de campamentos y retenes móviles en las comunidades) y las consecuencias se dejan ver. Generalmente, en las incursiones policiales quedan muchos Mapuche lesionados, con fracturas, dislocaciones, hematomas, etc. Mujeres y ancianos han sido amedrentados y golpeados, registro de ello puede ser encontrado en los archivos de prensa.

Por otro lado, la presencia policial permanente afecta directamente a los menores de edad, quienes también han sido agredidos psicológica y físicamente. El primer punto lo constanta el informe de salud del Servicio Araucanía Norte para el caso de la comunidad Cacique José Guiñón de San Ramón, así como las denuncias presentadas a la UNICEF de parte de la comunidad de Temucuicui, el día 12 de octubre de 2007. Los daños físicos perpretados por la policía chilena a niños quedan en evidencia en las múltiples comunidades que resisten la represión.

PALABRAS FINALES

Este breve informe es una entrada a la situación de Derechos Humanos que afecta en general a nuestro Pueblo, con énfasis en la situación de los Presos Políticos Mapuche. Es un pequeño trabajo confeccionado para poner al tanto e informar de las diversas situaciones que viven nuestros hermanos/as en nuestro Territorio.

Organización Mapuche

Meli Wixan Mapu

(De los Cuatro Puntos de la Tierra)

Comentar este artículo